Villa El Salvador: El deporte como arma contra la inseguridad ciudadana

Villa El Salvador: El deporte como arma contra la inseguridad ciudadana

 

Hace 20 años, el Centro de Educación y Desarrollo Comunitario (Cedec) inició, en las zonas más peligrosas de Villa El Salvador, un proyecto ambicioso: convertir el deporte y la actividades culturales en una estrategia para la erradicación de la inseguridad ciudadana. Poco a poco, el sueño fue transformándose en realidad. Esta interesante experiencia fue contada en el programa radial “Tu seguridad está primero” del “Colectivo de Seguridad Ciudadana de Villa El Salvador”, conducido y dirigido por Nancy Mejía.

En las zonas periféricas de Villa El Salvador las calles estaban tomadas por las pandillas, el objetivo del proyecto es que la ciudadanía se posicione de  las calles y que los jóvenes tengan otras oportunidades de desarrollo que los aleje de las drogas y la violencia.

El Cedec es una organización sin fines de lucro que trabaja en dos programas: la escuela “Reinita del mar”, que tiene inicial y primaria,  y el proyecto “Deporte y vida”, que  usa el deporte  como instrumento de formación integral para niños, niñas y adolescentes.

Emerson Calderón, uno de los profesores  a cargo de los talleres, refiere que el deporte es un medio  para lograr  otros objetivos como “la recuperación de los espacios públicos, que los chicos mejoren en el tema de los valores,   que sientan que haciendo las actividades deportivas pueden cambiar también su vida. El futbol de la calle hace que los niños, mediante el juego,  desarrollen la capacidad de socializar, que vean que los hombres y mujeres son iguales, que pueden participar de los mismos ambientes y respetarse”.

El fútbol que practican los chicos  de “Deporte y vida” tiene unas reglas peculiares: no necesariamente ganan quienes meten más goles, también se valora que respeten las reglas. De esa manera, si un equipo ha anotado más tantos que el otro, pero ha tenido un comportamiento inadecuado en la cancha, puede resultar perdedor al final.

Gery Ladisico, la directora de esta propuesta, hace un hincapié: “No es solo el deporte, se trata de una propuesta formativa que va dirigida  hacia la prevención  de conductas trasgresoras que  genera la violencia callejera. Cuando llegamos, los chicos tenían mucha carga de agresividad que no sabían como canalizarla”.

Lo cierto es que después de dos décadas de actividad la delincuencia ha  disminuido y, al menos en esa zona, ya no se dan los enfrentamientos entre  pandillas.

“Atentos autoridades, experiencias como esta deberían fortalecerse, se les debería abrir más posibilidades y hacer que con estos ejemplos sigamos construyendo nuestro país”, alienta Nancy Mejía, también coordinadora del área de Seguridad Ciudadana del IDL.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares