Torturan a exsoldado del ejército en comisaría de Bagua

Torturan a exsoldado del ejército en comisaría de Bagua

El oficial de tercera de la comisaría de Bagua, José Luis Vilca Álvarez, golpeó brutalmente a Keidin Pol Castro Fernández, de 23 años, ex soldado de la Sexta Brigada de Selva.

El policía detuvo a Castro en su domicilio, cuando éste sostenía una fuerte discusión con su padre Alberto Castro Navarro. El patrullero llegó y subieron al exsoldado a empujones para llevarlo a la comisaría de Bagua. Luego lo llevaron a la parte posterior del local. El policía empezó a golpearlo con su vara de ley, en presencia de dos policías que no hicieron nada por detenerlo. Después de golpearlo le pidieron sus documentos y lo dejaron en libertad.

“El ex soldado del ejército fue el autor directo de agresiones familiares, luego de haber tenido fuertes discusiones con su padre, pero el efectivo policial no tenía ningún derecho de resolver la controversia causándole graves lesiones con la vara de reglamento. En buena cuenta, no respetó el Manual de Derechos Humanos Aplicado a la Función Policial, publicado el año 2018”, sostiene Juan José Quispe, del Área de Defensa legal del IDL.

El abogado sostiene que estos actos constituyen delito de tortura; no de abuso policial, y que la fiscalía la Fiscalía debe investigar inmediatamente estos actos delincuenciales y, paralelamente, Inspectoría de la PNP debería abrirle un procedimiento administrativo sancionador.

“¿Es posible que el poco ético General PNP Máximo Ramírez de la Cruz, director de Defensa Legal de la PNP, sostenga que se trata de hechos aislados y defienda estos actos en agravio de civiles como los realizados por el PNP Elvis Miranda, quien mató por la espalda a un peruano desarmado?”, se pregunta Juan José Quispe.

 

Un Comentario en “Torturan a exsoldado del ejército en comisaría de Bagua”

  1. fernando dice:

    Otro caso más d delitos graves que lindan con los de lesa humanidad, que otros tres agentes hayan violado a una adolescente ya no es creible el argumento simplón que desde el tiempo del general Octavio Salazar se decía que estos hechos son aislados. No olvidamos a Wilhem Calero y a Germán Falla quienes fueron torturados en las comisarias que le causaron la muerte. ¿se podría pensar que la institución policial es un nido de delincuentes?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares