Susana Villarán recibió US$500 mil de Odebrecht por Rutas de Lima (La República)

Susana Villarán recibió US$500 mil de Odebrecht por Rutas de Lima (La República)

Noticia publicada en La República el 06/08/19

Contante y sonante. Ex representantes de Odebrecht entre 2001 y 2017, Jorge Barata y Ricardo Boleira, comenzaron a identificar ante los fiscales del Equipo Especial Lava Jato, pagos ilegales que no habían reconocido con anterioridad. También fueron mencionados cuatro periodistas como supuestos asesores de la constructora.

Sao Paulo, Brasil. La empresa Odebrecht aceptó que pagó a la ex alcaldesa Susana Villarán US$ 500 mil, y a su ex gerente general, José Miguel Castro, US$ 350 mil, a cambio de la aprobación del proyecto de inversión de la empresa Rutas de Lima, subsidiaria de la constructora de Lima.

En la primera ronda del interrogatorio a los ex superintendentes de Odebrecht en el Perú, Jorge Barata (2001-2012) y Ricardo Boleira (2012-2017), los ex funcionarios de la constructora declararon que los pagos se hicieron mediante el Departamento de Operaciones Estructuradas -la oficina de pagos de coimas- y que a Villarán se le asignó el seudónimo de “Careca” y a Castro “Budian”.

En el primer caso, “Careca” fue alusión a un conocido payaso brasileño, “Carequinha”, porque estilaba usar una bufanda verde como la ex alcaldesa, dijo Jorge Barata. El contrato de concesión con Rutas de Lima se produjo durtante la gestión de Villarán, por cuya gestión firmó el contrato el ex gerenrte de Promoción de la Inversión Privada, Domingo Arzubialde Elorrieta, y por Odebrecht Guilherme Borges de Queiroz y Raúl Ribeiro Pereira Neto, enl 9 de enero de 2013.

Todos delatados

Los interrogatorios de ayer martes en Sao Paulo se organizaron luego que la prensa revelara transferencias de fondos desde el Departamento de Operaciones Estructuradas, que no habían sido declaradas anteriormente por la constructora. En las diligencias participan los fiscales José Domingo Pérez y Giovanna Mori, los adjuntos Walter Villanueva y José Vargas, bajo la coordinación del fiscal superior Rafael Vela.

También fue delatado el ex gerente general de la Empresa Municipal de Peaje (Emape), Martín Bustamante Castro, y ex hombre fuerte de las gestiones del ex alcalde Luis Castañeda Lossio. Bajo el seudónimo de “Bigode” (bigote, en portugués), Odebrecht le abonó US$ 75 mil 527 supuestamente por facilitar la continuidad de la concesión a Rutas de Lima.

Esta no es la primera vez que Bustamante es involucrado en presuntos pagos ilícitos. El ex presidente de la constructora brasileña OAS, Leo Pinheiro, confesó que entregó US$ 220 mil a Bustamante para financiar la campaña de Castañeda, a cambio de beneficios a la concesión Línea Amarilla (Lamsac), que era propiedad de la firma brasileña.

La información proporcionada contribuirá a las negociaciones que ha emprendido el alcalde limeño Jorge Muñoz con las empresas Rutas de Lima y Línea Amarilla en relación a los contratos de adjudicación, con el propósito de, entre otros objetivos, tratar de reducir el costo de los peajes en la capital.

También trascendió en Sao Paulo que Jorge Barata señaló que la persona que se ocultaba detrás del seudónimo “Almohadinha” era el abogado Horacio Cánepa Torre, a quien el Departamento de Operaciones Estructuradas había abonado US$ 878 mil 364 en sobornos.

Anteriormente las autoridades andorranas informaron al Ministerio Público que Cánepa ocultaba US$ 1 millón 400 mil en el Banco Privado de Andorra.

Cuando Odebrecht planteaba arbitrajes contra entidades del Estado peruano, asignaba como árbitro a Cánepa, quien, a cambio de los sobornos, buscaba un cómplice y junto a este fallaba a favor de la constructora brasileña.

En el caso revelado ayer en Sao Paulo, el pago estaría referido en su intervención a arbitrajes vinculados con la carretera Interoceánica Sur.

Desde que la plataforma periodística ecuatoriana La Posta, en sociedad con la organización Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), publicó una relación de pagos de sobornos que no había declarado Odebrecht a las autoridades en varios país, entre ellos Perú, los fiscales del Equipo Especial replantearon la ronda de interrogatorios que tenían previstos con los testigos de la constructora brasileña.

Odebrecht no sólo reconoció pagos ilegales para obtener la concesión del proyecto del Gasoducto del Sur -que siempre había negado- sino también admitió desembolsos de coimas para otros proyectos de infraestructura y prometió que revelaría la identidad de los beneficiados con los sobornos que se ocultaban en seudónimos.

Servicio al cliente

Jorge Barata y Ricardo Boleira cumplieron con la promesa de mencionar a los periodistas a los que Odebrecht había contratado para servicios de consultoría. Indicaron que fueron reclutados por intermedio del ex funcionario brasileño Raymundo Nonato Trindade Serra.

Identificaron al columnista de “El Montonero”, Víctor Andrés Ponce; al analista económico Rafael Hidalgo Pérez (El Gato Encerrado), y a los analistas políticos Juan Carlos Valdivia y Arturo Valverde Pardo. Hasta el momento que Barata y Boleira los identificó, ninguno había dicho públicamente que había ofrecido sus servicios a la constructora. El dinero salió la denominada Caja 2, un fondo de dinero que Odebrechtdestinaba para desembolsos ilícitos.

El portal de investigación periodística IDL-Reporteros identificó a Arturo Valverde, señalado como de filiación aprista, como uno de los difamadores por las redes sociales contra medios y reporteros que informan sobre el caso Lava Jato.

Hidalgo y Valdivia son conocidos como frecuentes críticos del acuerdo entre Odebrecht y las autoridades que investigan a la constructora, no obstante los vínculos que mantuvieron con la empresa, ahora confirmados por los mismos brasileños.

Sin embargo, preguntado por La República, Víctor Andrés Ponce negó haber laborado de ninguna forma para Odebrecht y afirmó que la imputación en su contra supuestamente era una venganza de la constructora por sus constantes críticas a las negociaciones que ha sostenido con las autoridades.

“Es una campaña de Gustavo Gorriti y los fiscales del caso Lava jato. Yo jamás he trabajado para Odebrecht, jamás he sido asesor de nada. Yo reto a Gorriti a que levante sus cuentas. Todas mis cuentas son absolutamente transparentes y si hubiera hecho alguna consultoría a Odebrecht, lo digo. Lo que hacen Gorriti y los fiscales que controlan este proceso es enfilar contra la libertad de prensa y contra el (portal de opinión) El Montonero”, dijo Ponce.

Al respecto, Gustavo Gorriti comentó a La República: “Laura Bozzo dijo que yo era el dictador de Perú y que no iba a regresar por eso. Ahora este tipo (Ponce) dice que yo soy el que da el libreto de todas las declaraciones y confesiones. Lo único que puedo decir es que al final del su carrera, este pobre hombre terminará en compañía de Laura Bozzo, en el mismo nivel. Lo patéticamente ridículo en ambos casos es que, sencillamente, ilustra que en el futuro, una vez que se le terminen las desesperaciones, va a tener mucho que explicar a la justicia “.

Los interrogatorios que se llevaron a cabo en la Procuraduría de Sao Paulo continuarán este miércoles en el que se conocerán más nombres y pagos secretos de Odebrecht.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares