Odebrecht admite pagos a Villarán, Keiko y Villanueva (La República)

Odebrecht admite pagos a Villarán, Keiko y Villanueva (La República)

Noticia publicada en La República el 07/08/19

Contante y sonante. Exrepresentantes de Odebrecht entre 2001 y 2017 en el Perú Jorge Barata y Ricardo Boleira confesaron al Equipo Especial Lava Jato desembolsos ilegales a la campaña de Fuerza 2011, y a la exalcaldesa de Lima y a ex gobernador de San Martín a cambio de obras públicas. También mencionaron contratos por “asesorías” a cuatro periodistas.

Sao Paulo, Brasil. La empresa Odebrecht aceptó que pagó US$ 500 mil a la campaña presidencial de Keiko Fujimori. También reconoció el desembolso de US$ 500mil para la exalcaldesa Susana Villarán y de US$ 60 mil para el exgobernador de San Martín César Villanueva, por la adjudicación a favor de Rutas de Lima y de una carretera, respectivamente.

En la ronda del interrogatorio a los exsuperintendentes de Odebrecht en el Perú Jorge Barata (2001-2012) y Ricardo Boleira (2012-2017) los exfuncionarios de la constructora declararon que los pagos se hicieron mediante el Departamento de Operaciones Estructuradas.

En el caso de Villarán, a ella se le pagó con el seudónimo de “Careca”, en alusión a un conocido payaso brasileño, “Carequinha”, porque estilaba usar una bufanda verde como la exalcaldesa, dijo Jorge Barata.

Los interrogatorios de ayer martes en Sao Paulo se organizaron luego de que la prensa revelara transferencias de fondos desde el Departamento de Operaciones Estructuradas que no habían sido declaradas anteriormente por la constructora. En las diligencias participaron los fiscales José Domingo Pérez y Giovanna Mori, los adjuntos Walter Villanueva y José Vargas, bajo la coordinación del fiscal superior Rafael Vela.

Todos delatados

También fue delatado el exgobernador César Villanueva, en cuya gestión como gobernador de San Martín se adjudicó a Odebrecht la construcción de una carretera por 109.5 millones de soles. Según Barata, se le pagó en efectivo una presunta coima de US$ 60 mil. Entre el 2 de abril del 2018 y el 8 de marzo del 2019, Villanueva ejerció como primer ministro del presidente Martín Vizcarra.

Barata además ratificó que Odebrecht abonó US$ 500 mil a la campaña presidencial de Keiko Fujimori en 2011, lo que documentó ante las autoridades. La declaración afecta seriamente la defensa de la ex candidata presidencial, que alega que nunca recibió un centavo de la constructora brasileña.

La delación de Barata se produce justo cuando la lideresa de Fuerza Popular ha solicitado una casación contra la orden de detención preventiva por 36 meses por presunto lavado de activos. La confesión del brasileño influirá en la decisión de la Corte Suprema.

Por otro lado, el ex gerente general de la Empresa Municipal de Peaje (Emape) Martín Bustamante Castro, y ex hombre fuerte de las gestiones del exalcalde Luis Castañeda Lossio, es otro de los que según los confesores recibió dinero por lo bajo. Bajo el seudónimo de “Bigode” (‘Bigote’, en español), Odebrecht le abonó US$ 75 mil 527, supuestamente por facilitar la continuidad de la concesión a Rutas de Lima.

También trascendió en Sao Paulo que Jorge Barata señaló que la persona que se ocultaba detrás del seudónimo “Almonadinha” era el abogado Horacio Cánepa Torre, a quien el Departamento de Operaciones Estructuradas había abonado US$ 878 mil 364 en sobornos. Cánepa actuaba como árbitro en beneficio de la empresa brasileña.

Odebrecht no solo reconoció pagos ilegales para obtener la concesión del proyecto del Gasoducto del Sur –que siempre había negado– sino también admitió desembolsos de coimas para otros proyectos de infraestructura y prometió que revelaría la identidad de los beneficiados con los sobornos que se ocultaban en seudónimos.

Entre ellos se encuentra el abogado Luis Pizarro, oculto bajo los seudónimos “Princesa” y “Disco”, y quien según los registros de Odebrecht recibió US$ 300 mil de la Caja 2, de donde salían los sobornos. Como es conocido, la constructora brasileña había negado el desembolso de coimas para el proyecto Gasoducto Sur.

Servicio al cliente

Los confesores indicaron por añadidura que “Navío” era el seudónimo del ex gobernador regional del Callao Félix Moreno, quien recibió US$ 631 mil.

Además, Jorge Barata y Ricardo Boleira cumplieron con la promesa de mencionar a los periodistas a los que Odebrechthabía contratado para servicios de consultoría. Indicaron que fueron reclutados por intermedio del exfuncionario brasileño Raymundo Nonato Trindade Serra.

Identificaron al columnista de “El Montonero” Víctor Andrés Ponce; al analista económico Rafael Hidalgo Pérez (“El Gato Encerrado”) y a los analistas políticos Juan Carlos Valdivia y Arturo Valverde Pardo. Hasta el momento que Barata y Boleira los identificó, ninguno había dicho públicamente que había ofrecido sus servicios a la constructora. El dinero salió la denominada Caja 2, un fondo de dinero que Odebrechtdestinaba para desembolsos ilícitos.

El portal de investigación periodística IDL-Reporteros identificó a Arturo Valverde, señalado como de filiación aprista, como uno de los difamadores por las redes sociales contra medios y reporteros que informan sobre el caso Lava Jato.

Hidalgo y Valdivia son conocidos como frecuentes críticos del acuerdo entre Odebrecht y las autoridades que investigan a la constructora, no obstante los vínculos que mantuvieron con la empresa, ahora confirmados por los mismos brasileños.

Sin embargo, preguntado por La RepúblicaVíctor Andrés Ponce negó haber laborado de ninguna forma para Odebrecht y afirmó que la imputación en su contra supuestamente era una venganza de la constructora por sus constantes críticas a las negociaciones que ha sostenido con las autoridades.

“Es una campaña de Gustavo Gorriti y los fiscales del Caso Lava Jato. Yo jamás he trabajado para Odebrecht, jamás he sido asesor de nada. Yo reto a Gorriti a que levante sus cuentas. Todas mis cuentas son absolutamente transparentes y si hubiera hecho alguna consultoría a Odebrecht, lo digo. Lo que hacen Gorriti y los fiscales que controlan este proceso es enfilar contra la libertad de prensa y contra El Montonero (portal de opinión)”, dijo Ponce.

Al respecto, Gustavo Gorriti comentó a La República: “Laura Bozzo dijo que yo era el dictador de Perú y que no iba a regresar por eso. Ahora este tipo (Ponce) dice que yo soy el que da el libreto de todas las declaraciones y confesiones. Lo único que puedo decir es que, al final del su carrera, este pobre hombre terminará en compañía de Laura Bozzo, en el mismo nivel. Lo patéticamente ridículo en ambos casos es que, sencillamente, ilustra que en el futuro, una vez que se le terminen las desesperaciones, va a tener mucho que explicar a la justicia”.

Al finalizar la jornada, el jefe del Equipo Especial, el fiscal superior Rafael Vela, declaró que había sido satisfactorio el interrogatorio simultáneo.

“Habíamos recibido información documental que necesitaba la explicación de los ejecutivos que habían autorizado en su momento todas estas operaciones no contabilizadas (Barata y Boleira). En esa medida nos retiramos satisfechos porque toda la información aportada contribuye notablemente al desarrollo de las investigaciones y al nacimiento de algunas nuevas líneas de investigación, gracias a los datos conocidos el día de hoy (ayer)”, expresó Vela.

“Específicamente sobre el desarrollo de las diligencias no me puedo pronunciar, pero sí puedo decir que no se ha dejado de responder ninguna de las preguntas formuladas ni se ha dejado de dar una explicación en los muy pocos casos donde no se ha decodificado información”, esclareció el fiscal superior Vela.

“Así que estamos a la expectativa de mantener el acuerdo (con Odebrecht) que para nosotros terminó siendo valioso a partir del avance notable de las investigaciones”, explicó Vela.

Cuando se creía que el Caso Lava Jato no daría más sorpresas, las revelaciones de ayer demostraron que todavía hay mucho por escarbar. Todavía faltan varios exfuncionarios más que deben ofrecer sus confesiones.

Reacción

El mandatario Martín Vizcarra, al conocer el caso del expremier César Villanueva, dijo que confiaba en las investigaciones que estaban en curso sobre ese caso.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares