Los audios del interrogatorio a Barata sobre el acuerdo de cambios para el Metro de Lima (La República)

Los audios del interrogatorio a Barata sobre el acuerdo de cambios para el Metro de Lima (La República)

Noticia publicada en La República el 05/05/19

Audios difundidos por IDL-Reporteros del interrogatorio a Jorge Barata detallan el acuerdo con Alan García para la ejecución y culminación del Metro de Lima en el gobierno del fallecido expresidente.

Durante la cuarta semana de abril, el Equipo Especial Lava Jato interrogó a Jorge Barata en la sede del Ministerio Público Federal de Paraná, Brasil, por las investigaciones de las coimas que habría dado Odebrecht a distintos funcionarios y autoridades peruanas.

El martes 23 y el miércoles 24, el fiscal José Domingo Pérez le preguntó sobre los supuestos sobornos realizados en el segundo gobierno de Alan García, específicamente por la obra del Metro de Lima.  Los audios sobre el interrogatorio fueron difundidos por IDL-Reporteros.

Jorge Barata declaró que tenía conocimiento de que García fue acusado de corrupción por este proyecto en su primer gobierno. No trató este tema para evitar ser considerado como enemigo del presidente. “No tenía la menor pretensión de tenerlo de enemigo porque sabía cómo trataba a sus enemigos”, declaró. No obstante, el aporte de campaña para la campaña aprista ayudó a mejorar a situación. “Las empresas que no ayudan, no son ayudadas”, expresó.

Barata y Marcelo Odebrecht, presidente de al constructora brasileña, se reunieron con García en el Palacio de Gobierno entre septiembre y octubre del 2006. En aquel encuentro, el presidente habló de la obra del Metro de Lima, que se debía finalizar en su segundo gobierno.

Para el proyecto se planteó que sea por concesión, “porque eso le habían dicho (a García) y Proinversión estaba encargado de eso”. No obstante, Jorge Barata indicó al fiscal José Domingo Pérez que se trataba de un contrato “desequilibrado”, debido a que el financiamiento debía ser por 30 años para ser viable la obra. Sin embargo, esta forma no estaba disponible en ni en la región ni en el país. Por ello se declaró desierto el concurso en un par de ocasiones.

Sin que avance la construcción del Metro de Lima, en un viaje presidencial en el 2008, Alan García le consultó “cómo el proyecto podría ser viable para que una empresa como Odebrecht pudiera participar”. Como explicó Barata, debía ser obra pública “la construcción, la parte de montaje y electromecánica”, mientras que la operación iba como concesión.

Posteriormente, Jorge Barata recibió una llamada de García para conocer qué puntos debían de modificarse del contrato para que la constructora brasileña participe en el proyecto. El exsuperintendente de Odebrecht lo calificó como “una demostración del nivel de confianza”.

El plazo para acabar la obra era de 18 meses, por lo que se realizaron cambios, como que el proyecto pasó a estar a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC), mientras que el de Economía y Finanzas destinara un presupuesto. Como señaló Barata, el proceso pasó por un “proceso especial”. “Si no hubiera habido un interés político claro”, no se culminaba en el tiempo esperado, sostuvo.

El aspecto político estuvo a cargo de Jorge Barata, el titular del MTC, Enrique Cornejo, y de Alan García. El ejecutivo Carlos Nostre y el entonces viceministro de Comunicaciones, Jorge Cuba, se encargaron del lado técnico. Este último “demostró ser bastante eficiente” para la elaboración de las bases para la licitación. “Tenía dominio de las cosas. Logró definir y cambiar las cosas necesarias”, explicó.

El ex ejecutivo brasileño detalló que el proyecto “estaba avanzando por abajo (el lado técnico)”. “Yo solo entraba para realizar algún tipo de gestión cuando no caminaban los aspectos por abajo, cuando había algún tipo de obstáculo”, añadió.

Barata afirmó que se estaba realizando el nivel de eficiencia esperado para el avance del proyecto del Metro de Lima. “Todas las resoluciones que ellos hacían eran publicadas. (…) No teníamos la menor duda de que la parte política haría lo necesario para hacer las cosas bien y rápido”, indicó.

Esto se debía a la coima futura. “Iba a haber un pago de soborno porque estábamos aún en la etapa de licitación. Estoy hablando del soborno a Jorge Cuba”, señaló.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares