El Poder Judicial revisa sentencia que criminaliza a defensora ambiental

El Poder Judicial revisa sentencia que criminaliza a defensora ambiental

Hoy se realizó la audiencia de vista de la causa del caso Jenifer Moore, para revisar una  sentencia que criminaliza a los defensores de derechos humanos y  la protesta social en el Perú.

IDL, Fedepaz, Aporvidha, DHSF y CooperAcción presentaron la apelación de la sentencia expedida por la Corte Superior de Justicia de Lima en el proceso de hábeas corpus contra la amenaza de detención arbitraria de la activista y defensora de derechos humanos canadiense Jennifer Moore.

En el año 2017 la defensora participó en una serie de actividades de defensa del medio ambiente en Cusco, en las que se criticaron las malas prácticas de la empresa minera Hudbay, que opera el proyecto minero Constancia en ese departamento.

Jenifer Moore fue detenida cuando se encontraba con el ciudadano estadounidense John Edward Dougherty en la Casa de la Cultura de la ciudad de Cusco, tras la presentación del documental “El Fraude”, de Flin Flon, que trata sobre los impactos de las actividades de la empresa minera Hudbay Minerals en comunidades de Canadá, los Estados Unidos de América, Guatemala y Perú. Esta película fue traducida al quechua y presentada en los distritos de Chamaca y Velille en la provincia de Chumbivilcas, donde la empresa minera Hudbay opera la mina de cobre Constancia.

“El hábeas corpus presentado contra el Ministerio del Interior, el Departamento de Seguridad del Estadode la Policía Nacional en Cusco y la Jefatura Zonal de Cusco de la Superintendencia Nacional de Migraciones fue preventivo e innovativo, por existir una amenaza cierta e inminente de detención arbitraria e ilegal en contra de Jennifer Moore en el territorio nacional peruano, en razón de su condición de coordinadora del programa con América Latina de MiningWatch Canadá y como consecuencia de su actividad de defensora de los derechos humanos”, sostiene Juan Carlos Ruiz, del área de Litigio Constitucional y Pueblos Indígenas del IDL.

El abogado precisa que el objetivo del hábeas corpus es evitar una nueva detención arbitraria de Jennifer Moore. Esta amenaza se funda en seis hechos: 1) Existió una primera detención, entre los días 21 y 22 de abril de 2017. 2) El Ministerio del Interior emitió un comunicado dando cuenta de su detención y posible expulsión. 3) El seguimiento policial que se le realizó durante su estancia en el departamento de Cusco. 4) El proceso administrativo en su contra ante la Superintendencia Nacional de Migraciones. 5) La existencia de una foto de Jennifer indicando que la policía en Cusco está “Buscando, Moore, Jennifer, canadiense”. 6) Una campaña de desprestigio contra Jennifer Moore y John Dougherty en el portal “El Montonero”.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares