Poder Judicial de Ventanilla abre juicio a tratantes que chantajeaban a jóvenes

Poder Judicial de Ventanilla abre juicio a tratantes que chantajeaban a jóvenes

  El Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Ventanilla ha llevado a cabo la audiencia de control de acusación contra David Ávila Ramírez, Nilda Quispe Gallardo y Josefina Vila de Porras, personas vinculadas a la trata de personas de mayores y menores de edad con fines de explotación sexual.

La Fiscalía ha solicitado penas de 17 y 18 años de pena privativa de la libertad para los imputados. “El juez de investigación preparatoria, Gerardo Oscco Gonzales, después de escuchar a las partes, decidió que se pase a juicio al verificar que existen suficientes medios de pruebas que vinculan a los imputados con los delitos que se les atribuye. El caso ha pasado al Juzgado Penal Unipersonal de Ventanilla instancia que se encargara del desarrollar el juicio oral y de emitir sentencia”, sostiene el abogado del IDL Sigfredo Florián, quien lleva el caso.

A principios de este año, después de realizar acciones de inteligencia, la Policía Nacional del Perú intervino el hotel JB, ubicado en el distrito de Ventanilla. en una habitación del quinto piso encontró a cinco mujeres – dos menores de edad y tres mayores – que eran víctimas de trata de personas con fines de explotación sexual y proxenetismo. En el operativo detuvo a los tratantes David Ávila Ramírez y Nilda Quispe Gallardo, así como a la dueña del hotel Josefina Vila de Porras.

Sigfredo Florián sostiene: “Las agraviadas fueron captadas por las redes sociales; en este caso el Facebook, con falsas ofertas como trabajar de modelos o anfitrionas. Después de contactarlas, las convocaban a una entrevista de trabajo en la que les tomaron fotos y las grabaron en ropas diminutas y también desnudas. Además, les pidieron información personal y familiar. La información les sirvió a los tratantes para coaccionarlas y amenazarlas con difundir las imágenes entre sus familiares y amigos si no aceptaban someterse a la práctica de la prostitución . Incluso a las menores les suministraban drogas y y se les exigía atender a tres o cuatro clientes eventuales.

Desde la fecha en que las jóvenes fueron rescatadas, la Fiscalía les ha otorgado protección: mientras dure la diligencia, se reservará su identidad. La Unidad Distrital de Asistencia a Víctimas y Testigos de Ventanilla ha intervenido y les ha proporcionado atención integral.

Según el abogado del IDL, los casos de trata de personas son frecuentes en Ventanilla: el 30 de enero de este año, en un operativo de inteligencia, la PNP capturó a tres personas vinculadas a la trata de personas de cinco mujeres con fines de explotación sexual . El 8 de junio, en otro operativo, rescató a seis mujeres, tres de ellas menores de edad que eran explotadas sexualmente en el hotel Sol y Mar, y capturó a Osillas Vargas Salcedo (61), el encargado del local.

Finalmente, el 10 de agosto, la Policía Nacional del Perú rescató a dos menores de edad – de 16 y 12 años – que eran víctimas de trata de personas con fines de explotación laboral y sexual. La captura de Gilmer Quillahuamán Quispe y Justino Quillahuamán Quispe se produjo gracias a la oportuna llamada de un vecino a la línea 100. 

 

 

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares