06 Diciembre, 2018

El Área de Defensa Legal ha asumido la defensa de los reconocidos periodistas de investigación Edmundo Cruz y Óscar Castilla, del diario La Repúbica y el portal Ojo Público. Ellos, así como Gustavo Mohme Seminario (director del diario), Ricardo Uceda y César Romero han sido querellados por Miguel Arévalo Ramírez, también conocido como “Eteco”.

La jueza del Quinto Juzgado Penal para Procesos con Reos Libres resolvió que se abra investigación a estos periodistas por “difamación agravada por medio de prensa”. A finales de setiembre de este año los cinco fueron citados para que brinden su declaración.

Arévalo sostiene que los delitos, hechos y conductas que se le atribuyen son falsas y que mellan su honor. Se refiere al contenido de ocho artículos que fueron publicados en “La República”, su página web y redes sociales en el año 2016.

Entre los meses de mayo y junio de ese año se publicó en portada el titular “Capo de la droga ‘Eteco’ es el hilo de la madeja que investiga la DEA”. Se dijo que la DEA y la DINANDRO lo investigan por considerarlo uno de los principales capos del narcotráfico en el Perú y cabeza de una gigantesca red clandestina de lavado de dinero de las drogas, y que dicha organización está formada por elementos sospechosos por tráfico de drogas, acopiadores de cocaína, testaferros familiares y empresarios de Lima, Miami y Centroamérica.

Además, los sucesivos artículos vinculan a Arévalo con Joaquín Ramírez, ex secretario general de Fuerza Popular, y con su tío Fidel Ramírez, exrector de la Universidad Alas Peruanas. Otro titular dice lo siguiente: “DEA detrás de Fidel Ramírez, el financista de Keiko”, y dan detalles de la investigación contra “Eteco” y otras 40 personas acusadas de integrar una red de lavado de dinero, entre ellas, Fidel y Joaquín Ramírez. Se especifica que la DEA tiene como objetivo procesar a Arévalo en el distrito sur de Miami, embargar los activos de su organización en Perú, embargar sus estaciones de gas en Florida y desmantelar su organización en Nicaragua, Honduras y Estados Unidos. Los documentos señalan que Arévalo estaba pensando transportar toneladas de cocaína desde Lima a los Estados Unidos, posiblemente a través de un avión Focker de placa Ce-1627. En una reunión en la embajada de ese país se reveló que esa organización lava dinero a través de la Universidad Alas Peruanas.

El 4 de junio de 2016 el periodista Ricardo Uceda publicó en La República y en la página web de ese diario: “Si nosotros queremos a nuestro país debemos protegerlo del narcotráfico”. Según el implicado, le atribuye hechos, cualidades y conductas delictivas falsas; al igual que el periodista César Romero, que publicó el titular “Fiscal viaja a Brasil a interrogar al piloto Jesús Vásquez”, y luego sostiene que las fuentes policiales señalan que el secretario de Fuerza Popular es investigado en el marco de la “Operación Intocable”, cuyo objetivo está dirigido contra Miguel Arévalo.

IDL Artículos

  • La sentencia expedida por el Juzgado Civil Transitorio de la Corte Superior de Justicia de Loreto es histórica porque se ha logrado la consulta previa del megaproyecto de infraestructura pública Línea de Trasmisión Eléctrica Moyobamba-Iquitos, pero además porque ORPIO ha logrado un pronunciamiento sobre la inconstitucionalidad de las normas reglamentarias aprobadas por el Gobierno y por el Viceministerio de Interculturalidad, que prohibían la consulta de proyectos de infraestructura pública en territorios indígenas.   1. ¿Qué ha dicho la sentencia del Poder Judicial?
  • "Mujeres en prisión: evidencia, incidencia y reforma”. En este seminario se discutieron temas de fondo como la creciente tendencia en el encarcelamiento de mujeres alrededor del mundo, la situación actual de las mujeres en prisión, las condenas de las mujeres, las tendencias en los delitos cometidos por las mujeres, las condiciones de detención en la que se encuentran, los roles y temas familiares,  las mejoras en las condiciones de prisión, la rehabilitación y reintegración de las mujeres que salen de prisión.
  •   Por Juan Carlos Ruiz*  La restricción del derecho de propiedad de los pueblos indígenas sobre sus territorios ancestrales solo será legítima y constitucional, si es que se observan y respetan determinados requisitos contenidos fundamentalmente en el derecho internacional. De lo contrario, sino se respetan estas salvaguardas, estaremos ante restricciones ilegítimas y arbitrarias, y en consecuencia inconstitucionales.