Caso Manta y Vilca: debemos estar vigilantes para evitar más impunidad contra mujeres

Caso Manta y Vilca: debemos estar vigilantes para evitar más impunidad contra mujeres

Noticia publicada en La Mula el 13/03/19

Se reabrió el juicio oral contra 14 militares acusados de violar sexualmente a 9 mujeres indígenas.

Las mujeres campesinas del Perú siguen buscando justicia y reparación. Hoy se reabrió el juicio oral por el caso Manta y Vilca, por el que se acusa a 14 militares de abusar sexualmente contra 9 mujeres huancavelicanas entre 1984 y 1995.

Las mujeres sobrevivientes de la violencia sexual de militares y subversivos durante el conflicto armado interno que han acudido hoy a la Sala Penal piden no ser revictimizadas y que no vuelva a traficarse con sus vidas.

Ellas son solo nueve de las 6 mil 884 víctimas registradas en el registro único de víctimas y de tantas que no están contabilizadas. Hoy el Colegiado A de la Sala Penal Nacional dejó para una próxima audiencia resolver si el proceso se hará de forma reservada o si, ha pedido de las víctimas se realizará de manera pública.

Demus y el Instituto de Defensa Legal (IDL) sustentaron que el juicio sea público con el objetivo de que la sociedad conozca la verdad de las violaciones sexuales que sufrieron las denunciantes. Sin embargo, el Ministerio Público solicitó, al igual que la defensa de los acusados, que el juicio sea reservado.

Según las abogadas de las víctimas, es importante para ellas sentir que la sociedad estará vigilante ante potenciales irregularidades que podrían cometerse en el proceso que pasó en el juicio oral anterior, en el que los acusados, la defensa y hasta los mismos jueces vulneraron sus derechos. Además, han pedido acompañamiento psicológico (que hasta ahora se les ha negado) y la presencia de interpretes de lengua quechua para que se respete el derecho que tienen a expresarse en su lengua materna.

Para que sepan el nivel de impunidad que existe con estas mujeres, a la fecha solo hay una sentencia condenatoria en casos de este tipo, una sola sentencia y nos llaman exageradas.

Las víctimas han pedido que el Ministerio Público y el Poder Judicial investiguen de verdad, con independencia, y juzguen con diligencia, no como en el juicio anterior llevado a cabo en medio de la corrupción reinante y en el que se archivaron los casos en base a prejuicios y estereotipos de género.

Las violaciones sexuales sufridas por estas mujeres son crímenes de lesa humanidad y así deben ser tratadas. Esperamos que toda la sociedad peruana se implique en este caso. Estaremos vigilantes para que por fin se haga justicia a tantas mujeres que llevan años viviendo en el dolor y la impunidad.

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

shares